Esa es la característica sobresaliente de un Voluntario. Un ser extraordinario, que reemplaza unas horas de trabajo por la íntima satisfacción de la tarea cumplida en beneficio de quien más lo necesita. Muchas veces anónima, algunas veces ingrata, pero ante todo con el atributo esencial de la caridad y el altruismo.

Si la tarea solo consistiera en DAR, nos quedaríamos con la sensación de que nunca es suficiente. Si lo que intentáramos hacer es AYUDAR, nos embargaría la frustración de que nuestro esfuerzo no alcanza. Pero si consideramos que nuestra tarea voluntaria consiste en COMPARTIR, nos daremos cuenta que cada uno puede aportar lo mejor de sí, que nos podemos complementar, que nunca será suficiente... Pero nunca estaremos solos. Dios ha hecho un milagro maravilloso con el amor: Cuanto más se da, más se tiene.

¡Sumá tu aporte! Inscribite como Voluntario, traenos una nueva propuesta de actividad... ¡Sé parte activa de la Fundación en su Equipo de Voluntarios!.

Atte.,
EQUIPO DE TRABAJO
Fundación Tcnl D. R. Cornell